Síguenos en Twitter

martes, 2 de octubre de 2012

Como enseñar a un perro a pasear sin tirar de la correa.




Uno de los problemas más frecuentes que tenemos con los perros es qué, a la hora del paseo tiran constantemente de la correa. Cuando el perro es pequeño casi no nos damos cuenta de este problema, pero, cuando el perro es grande y tiene más fuerza llega a desesperarnos. Visto desde los ojos de un perro también es desesperante pasear así, pero, es la única manera que han conocido.

Los perros aprenden por asociación y bastaran un par de repeticiones para que un comportamiento empiece a fijarse. ¿Imaginas las ocasiones en que nuestro perro llego tirando de la correa a ese árbol que le apetecía oler? ¿cuantas veces llego tirando a saludar a otro perro? o en ocasiones, ¿llega tirando al parque y le quitas la correa? ¿como llego? ¿llego tirando? ¿se lo estamos enseñando nosotros?



Vamos a explicar una manera amable y sencilla para enseñar a nuestro perro que vamos a ir a cualquier sitio sin necesidad de ir tirando de la correa.
Lo primero que tenemos que hacer es, olvidarnos de la teoría de que nuestro perro es dominante por ir primero e ir tirando de la correa. ¿Le hemos enseñado nosotros a ser el dominante por enseñarle inconscientemente a tirar de la correa? ¿alguien se cree todavía la teoría de la dominancia?
Debemos entender que no hay ningún problema en que nuestro perro camine delante, al lado o detrás nuestro. El problema esta cuando tiran de la correa en cualquier dirección. 

No deberíamos utilizar collares o correas que causen cualquier tipo de dolor al animal. Es preferible utilizar collares o arneses. En el mercado existe un gran numero de modelos e incluso los hay acolchados.
La correa debería ser larga, de unos 2 mts 2.50 mts, Si necesitamos acortar la correa siempre podemos recogerla, cuando el perro pueda disfrutar de un entorno más amplio podemos ofrecerle esta posibilidad dejando libre mas correa. Incluso las podemos fabricar nosotros mismos.

Para este ejercicio no nos apoyaremos en la comida (siempre hay excepciones), ya disponemos de olores y factores que harán de refuerzo. Ya tenemos claro que los perros aprenden por asociación, así que debemos explicarle al perro que si llegamos a oler ese árbol sin tirar es más placentero que llegar tirando y ahogándose.
¿Como lo hacemos?
Cuando estamos paseando y nuestro perro comienza a tirar, debemos quedarnos parados (el tiempo que sea necesario). Es posible que ante esto nuestro perro bostece (señal de calma, utilizada para relajarse) o intente tirar un poco, si tira continuamos parados. Es posible que nuestro perro nos mire y deberíamos aprovechar ese momento para seguir caminando, no hace falta que nos mire, si deja de tirar podemos seguir caminando. No esta permitido dar tirones de la correa, lo tenemos prohibido, el único que todavía tiene licencia para tirar es el perro. Debemos repetir esto cada vez que nuestro perro tense la correa. Es un ejercicio que conlleva tener un poco de paciencia, sobre todo los primeros días, no tardaremos en darnos cuenta lo rápido que aprenden los perros cuando les explicamos las cosas de una manera amable y le pedimos por favor que no tire de la correa. 

Debemos tener en cuanta algunos factores como son los pipís de otros perros, o saludar a otro perro, debemos anticiparnos para estar preparados por si necesitamos detenernos. Si llegan sin tensión de correa, sin presión sobre el cuello o el pecho, no tardaran en asociar que es mejor llegar de este modo y evitaremos muchos problemas físicos y psicológicos.

Esta técnica es conocida como el semáforo o luz verde/luz roja. Es la que los perros consideran mas efectiva y placentera. Además de que hacemos pensar al perro en como debe comportarse...... no piensa en evitar algún dolor.


El mejor educador que puede tener un perro es el mismo propietario, él es quien debe enseñar estas cosas a su compañero, además estarás reforzando el vinculo. 
Siempre es recomendable ponerse en contacto con un educador canino e interesarse por sus métodos de trabajo. De este modo siempre estaremos bien asesorados. Si os aconsejan castigos y correcciones mejor no escuchar esos consejos. Como queremos tanto a nuestros amigos intentemos no castigarlos. Ellos no lo entienden.


Os invito a probar esta técnica y a empezar a olvidar los castigos y correcciones.

8 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por este post tan interesante. Este es uno de los problemas más frecuentes a los que se enfrentan los dueños de perros y tu solución me parece correcta.

    ResponderEliminar
  2. Si consideras interesante este articulo, podéis copiarlo total o parcialmente y ponerlo en vuestros sitios webs para difundir la educación canina....estais invitados a hacerlo....Pero sería genial que mencionaseis autor y donde lo habeis encontrado.... Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Con algunos perros es más fácil que con otros. Mi perro actual es un golden de 18 meses y todavía tira de la correa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hoy comienzo esta técnica,a ver si consigo el objetivo. Mucha gente dice q con los nórdicos(en mi caso un malamute),es casi imposible q no tiren. Me armaré de paciencia y lo intentaré. Ya os comentaré los resultados.Mil gracias por el post.

    ResponderEliminar
  5. No creo que la raza sea un problema. Paciencia y mucha calma, ya nos contaras que tal en la práctica . Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Nacho. La verdad es que los resultados del uso de esta técnica con mi malamute han sido excelentes. Su pasión por el tiro no ha desaparecido,puesto que aún debo detenerme 2-3 veces en cada paseo,pero una vez pasado el comienzo del mismo,pasea a mi lado sin tirar. Al poco rato se da cuenta de que tirando no va a ningún sitio,y se calma.
    Quisiera agradecer enormemente tu post y tu consejo,y animar a los que tengan el mismo problema a que lo intenten. Cuesta un poco,la gente te mira como diciendo ¿qué hace ése parándose?, pero merece mucho la pena.
    Muchas gracias por éste y todos tus consejos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades por el trabajo Javier, muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Gracias por explicarlo tan bien, en estos días que soy yo que paseo a mi perro, me he dado cuenta que es más fácil mirarnos a que yo tire de el, la teoría la tengo pero el miedo a que me tirarà es más fuerte y me bloquea.
    Y se que mi miedo se lo paso a el,
    Muchas gracias

    ResponderEliminar